Internacional

¿Sigrid Bazán títere de Argelia?

Sigrid Bazán, la congresista antimperialista.

En los últimos días se elevó toda una polémica en torno a la congresista de izquierda, la antimperialista Sigrid Bazán, quien adquirió, sin mayor problema, un inmueble en San Isidro valorizado en 330 mil dólares. Y digo sin mayor problema porque desembolsó in situ 300 mil dólares en dos cheques financió los 30 mil restantes para decir que ella también paga el préstamo de su departamento, ‘como todos los mortales’. Ya quisiéramos todos tener esa facilidad en la billetera.

Pero comprar el departamento no es el problema, sino que no ha podido dejar claro cuál es el origen de uno de los cheques por 228 mil dólares, ya que pasó de contarnos que lo compró con un préstamo a qué recibió un adelanto de herencia. Este adelanto habría venido de su padre, sin embargo, no se encuentra aún ni el registro notarial ni el registro tributario de esto.

Además, para lograr otorgar ese monto, su padre tendría que contar con un patrimonio de al menos 3 millones de soles para cumplir con sus cuatro hijos según nuestra legislación. Pero ¿quién sabe? A lo mejor y nos encontramos frente a una de las familias más ricas de lima y no nos habíamos enterado.

Sin embargo, mientras todos teníamos esta duda en el aire, un portal marroquí parecía tener la respuesta. Según este, el dinero provendría de un soborno pagado por Argelia a la congresista Bazán durante su breve época de periodista para favorecer las relaciones de Perú con el pueblo saharaui.

Aunque la veracidad de la denuncia es dudosa y carece de pruebas, no sorprendería si se hallara algún vínculo, al menos ideológico. En el pasado, sus vehementes declaraciones mostraron coincidencias con los intereses argelinos en favor de la autodeterminación del Sahara occidental y la lucha de su brazo político, el Frente Polisario.

El Frente Polisario es el nombre corto del Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro, creado en 1973, y que tiene como objetivo la independencia del Sahara Occidental.  Para aquellos que no estén familiarizados con el conflicto en esta región, se trata de un territorio en disputa desde su ambigua descolonización por parte de España.

Según el pueblo Saharaui, Marruecos los invadió y desplazó mientras que reclama esas tierras como históricamente suyas desde antes de la colonización. Además, Marruecos acusa al Frente Polisario de llevar a cabo atentados terroristas para conseguir su autodeterminación.

Actualmente, la ONU considera que el territorio está “pendiente de descolonización y pide un referéndum de autodeterminación como solución al conflicto. Mientras tanto, ambos pueblos se encuentran divididos por un muro kilométrico y uno de los campos minados más grandes del mundo. Países como Estados Unidos o los miembros de la Unión Europea no reconocen la soberanía del Sahara Occidental y están a la espera de que el referéndum defina el futuro de la zona.

Por ello, cuando Castillo reconoció la independencia de la República Saharaui en el 2021, colocó al Perú dentro de una posición internacional favorable a los intereses de Argelia. Y tenerlo como aliado no parece una muy buena idea, teniendo en cuenta que Argelia es un país altamente influenciado por Rusia e Irán, dos grandes violadores de derechos humanos.

Es sabido, además, que Irán financia a grupos terroristas como el Hezbolá, el Hamas, los Hutíes  o las milicias chiitas en Irak y, o casualidad, también se le acusa de financiar al Frente Polisario. Y, a nuestra congresista Bazán, tan preocupada por las violaciones de derechos humanos, no parece molestarle hacer amistades con quienes hacen lo mismo contra su población u otros países.

📢 En ILAD defendemos la democracia, la economía de mercado y los valores de la libertad. 👉 Síguenos en nuestras redes sociales: bit.ly/3IsMwd8

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may also like