Actualidad

Por favor, censúrame | Opinión

Una reciente encuesta difundida por el congresista del Estado de Tejas, Dan Crenshaw, realizada por el portal RealClearPolitics, reveló que el 75% de los miembros del partido demócrata afirma que es la responsabilidad del gobierno americano censurar el contenido ofensivo de las redes sociales.

Fuera de parecer un dato anecdótico, esta encuesta revela un panorama oscuro que afrontamos en todo el mundo actualmente.  La realidad es que el derecho a la libertad de opinión se encuentra bajo asalto en todas partes y su defensa ha perdido peso en la sociedad occidental.

¿Tienen los miembros del partido demócrata razón?, ¿es necesario que el gobierno se dedique a censurar el contenido que circula en las redes sociales?

La libertad de expresión se basa en la premisa desarrollada por Voltaire de que, aunque uno esté en desacuerdo con una afirmación, debe defender hasta la muerte el derecho que esta persona tiene de poder expresar esta idea.

⚫ TE PUEDE INTERESAR: Freno al “wokismo” en España, Argentina y Chile: ¿un auge del fascismo?

Estados Unidos fue fundado como una de las cunas de la libertad de expresión, dado que los padres fundadores entendieron que no puede haber democracia sin que se prohíba al Estado y a otros individuos censurar las ideas con las que están en desacuerdo. La censura es un mecanismo autoritario para mantener el estatus quo, en este sentido, cierta idea o postura, que no podría ser cuestionada ni debatida en el foro público, por el arbitrio de cierto grupo de poder.

Thomas Jefferson expresó lo siguiente sobre la libertad de opinión: «Nuestra libertad depende de la libertad de prensa, y ésta no puede limitarse sin perderse».

El problema se origina porque para la izquierda no se puede amparar ninguna opinión que pueda para sus ojos dañar a la clase proletaria, o a los grupos identitarios que representa el neo marxismo, posturas que hoy en día han plagado el partido demócrata.

La terminología que usa la izquierda en la modernidad para justificar la censura es que ésta es necesaria para combatir los discursos de odio y para desmantelar las noticias falsas.

Sobre el primer punto, el término discurso de odio ha sido completamente desnaturalizado por la izquierda. La definición clásica de discurso de odio siempre ha sido referente a un mensaje que invoque a la comisión grupal de actos de violencia física contra cierto grupo o individuo.

⚫ TE PUEDE INTERESAR: ¿Adiós a la libertad de expresión?

Por ejemplo, un claro discurso de odio sería si el locutor de una radio les pide a sus televidentes que quemen la casa de un congresista o que salgan a matar a los miembros de cierta etnia determinada.

Sin embargo, hoy en día podemos ver como para la izquierda lanzar una broma contra la comunidad LGTBQ es considerado un discurso de odio, porque para ellos el humor constituye un tipo de violencia psicológica que debe limitar el derecho a la libertad de opinión.

De esta manera los discursos de odio, que antes eran reservados para casos fronterizos y excepcionales, ahora son invocados todos los días, para cualquier situación doméstica o cotidiana, donde una de las partes alega que se encuentra ofendida. Resulta evidentemente peligroso poder censurar la opinión de una persona solo porque ésta alega que se encuentra ofendida, dado que esta valla es bastante baja.

Del otro lado, hoy en día, podemos ver como las grandes redes sociales del mundo se han obsesionado con una cruzada para luchar contra las noticias falsas, a través de mecanismos de revisión de veracidad de datos o fact checking.

Esto también puede resultar ser perjudicial para la sociedad dado que muchas veces el fact checking es utilizado por motivos políticos para censurar opiniones divergentes. Esto significa que cuando un fact checker no está de acuerdo con una afirmación, la etiquetará como una noticia falsa.

Este fenómeno se debe en parte a una falsa concepción de que se puede determinar cuál es la verdad consultando a un grupo de expertos, lo que resulta flagrantemente falso cuando hablamos de temas sociales o científicos que se encuentran en constante disputa.

En este sentido, cómo podría una red social clasificar como falso un artículo que pone en tela de juicio el impacto del calentamiento global, cuando esta materia es discutida diariamente por la comunidad científica. Lo que un día la ciencia reputa como verdadero, al día siguiente es declarado falso.

Esto demuestra como la censura al final termina siendo perjudicial para la búsqueda de la verdad o la obtención del conocimiento, dado que, en vez de promover el debate, termina imponiendo una postura a la fuerza, por motivos políticos, que muchas veces suelen ser equivocadas, o simplistas. Al controlar la veracidad de la información se termina perjudicando a toda la sociedad.

⚫ TE PUEDE INTERESAR: ¿Censura a estudiantes cristianos en la PUCP?

Es como si en la edad media, se haya declarado como fake news la propuesta de Copérnico de que la tierra es la que daba la vuelta al sol y de que nuestro planeta no era el centro del universo.

Resulta bastante preocupante que la izquierda haya logrado instalar esta cultura de censura dentro de las corporaciones más poderosas y ricas del mundo, quienes por ideología deciden usar su gran poder económico para limitar la libertad de opinión cuando hace referencia a ciertos temas o agendas que consideren delicados: como el cambio climático, las vacunas, los derechos LGTB, entre otros.

Como vemos pareciera que hoy en día los miembros del partido demócrata han dejado de creer en los valores fundamentales que llevaron a la creación de Estados Unidos.

A pesar de esto, todavía estamos a tiempo de poder revertir esta cultura de censura que se ha instalado en los principales baluartes de occidente, para que pueda volver a primar la idea de que la libertad de opinión es un derecho de primera orden que es indispensable para vivir en democracia, a pesar de que no siempre estemos de acuerdo en todos los puntos.

📢 En ILAD defendemos la democracia, la economía de mercado y los valores de la libertad. 👉 Síguenos en nuestras redes sociales: bit.ly/3IsMwd8

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may also like