Política

La reacción caviar a la JNJ | Opinión

JNJ

Hay un tema que nuestros queridos amigos caviares nos han repetido como disco rayado: el de la Junta Nacional de Justicia. ¿Es cierto todo lo que dicen? Veamos.

Para empezar, uno de los tres mandatos del Congreso es el de fiscalizar. Las faltas por causa grave cometidas por los integrantes de la JNJ son claras. El Congreso ha actuado conforme a ley activando el artículo 157 de la Constitución para investigarlos. Y que quede claro: El Congreso tiene la potestad constitucional de sancionar a los miembros de la JNJ.

Es realmente vergonzoso cómo todos en el mundo caviar defienden al unísono a una Junta Nacional de Justicia que innegablemente pretendió direccionar a la Corte Suprema y al Congreso para favorecer a la ex fiscal Zoraida Avalos. Si ellos son la institución encargada de elegir jueces y fiscales, queda clarísimo su conflicto de interés. Fue evidente también que filtraron información de material reservado a IDL, la más querida institución de los caviares.

Llevar a cabo este proceso es constitucional, y ya se ha hecho en el pasado. Así como se puede destituir por falta grave a la JNJ, también se puede destituir al Contralor, como se hizo en su momento con el contralor Edgar Alarcón por actos de corrupción.

Sin lugar a dudas esto es parte de nuestro modelo constitucional. No es un golpe de estado ni mucho menos. ¿Acaso no expresaron argumentos similares aquellos que ahora protestan cuando el Congreso, respaldado por razones válidas, destituyó a todo el Consejo Nacional de la Magistratura en julio de 2018? En otras palabras, ¿el Congreso tenía el poder de remover a la entidad anterior a la JNJ, pero no a la JNJ actual? ¿Les parece coherente?

⚫ TE PUEDE INTERESAR: La JNJ de Vizcarra atenta contra la independencia judicial

Para los desmemoriados, en 2018 el Congreso destituyó válidamente a los consejeros corruptos por causa grave, y -cito- “por falta de legitimidad”. Ello fue aprobado unánimemente en el Congreso, con el apoyo de los caviares dentro y fuera del parlamento. Ello, en base al artículo 157, el mismo por el que hoy tanto reniegan.

Luego, el poderoso Martín Vizcarra impuso una Junta Nacional de Justicia con ex ministros y funcionarios de gobiernos anteriores, muchos comprometidos con el progresismo. La reforma del CNM nunca fue tal, y caímos redonditos ante lo que prácticamente fue solo un cambio de nombre.

Hoy, porque recién sus intereses se ven afectados, los caviares como grupo político buscan mantener su influencia sobre la Junta y han aplicado su táctica habitual. Los defensores de siempre ya han hablado.

Para nombrar solo algunos: Amnistía Internacional, Coordinadora de Derechos Humanos, Transparencia, la ONU y Proética. Lamentablemente se han sumado social-confusamente, la Cámara de Comercio de Lima y el movimiento Libertad Popular. Tal vez pronto ellos buscarán el respaldo de la CIDH y otros representantes diplomáticos.

Para suerte de todos, estos grupos son minoritarios y la población no respalda las acusaciones de una supuesta “dictadura congresal”.

⚫ TE PUEDE INTERESAR: Atentan contra la independencia judicial por Zoraida Ávalos

No permitiremos que se diga que el Congreso atenta contra el orden constitucional. Si se llega a remover a los integrantes de la Junta, se trata de 87 votos y no puede existir una dictadura congresal, cuando existen 13 bancadas y alcanzar esa cifra requiere consensos.

Como ha dicho Ernesto Álvarez Miranda, la falta grave, al igual que la causal de vacancia por incapacidad moral, es una cláusula abierta porque el constituyente así lo deseó, y no está determinada como un tipo de carácter penal. La sanción a la JNJ, como la vacancia, es una medida de carácter político, por eso es que se establece una votación de dos tercios en el Congreso. Ya el informe final determinará si existen causas graves y la Comisión de Justicia recibirá a los integrantes de la JNJ para escuchar sus descargos.

Finalmente, les pido a todos quienes han llegado hasta aquí que no caigan en el discurso que buscan instalar los caviares. Sigamos firmes y no bajemos la cabeza. Los que quieren controlar la administración de justicia, destruyendo la institucionalidad propia de una democracia, son ellos. No nosotros.

📢 En ILAD defendemos la democracia, la economía de mercado y los valores de la libertad. 👉 Síguenos en nuestras redes sociales: bit.ly/3IsMwd8

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may also like