Internacional

En España, otro período presidencial socialista parece inevitable | Opinión

Ha pasado una semana desde el debate para la investidura de Feijóo, evento que concluyó con un doble rechazo a su candidatura a la presidencia de España. Ante esto, el Rey Felipe VI ha propuesto al actual líder del país, Pedro Sánchez, como el candidato a ostentar el mando de La Moncloa. De resultar elegido en el debate de investidura, estaría repitiendo su mandato durante el próximo período presidencial.

Esta acción, comunicada mediante un documento emitido en la Casa Real – ubicada dentro del Palacio de la Zarzuela – ha causado controversia en el país europeo, en medio de un momento de plena incertidumbre política.

Este furor se debe, principalmente, a que resulta llamativo que el monarca haya propuesto a un socialista que no dudaría en otorgar amnistía – teniendo el precedente de haber indultado a independentistas – a políticos que son abiertamente anti monárquicos y pro independencia de Cataluña. Naturalmente, un sector de la derecha se ha sentido traicionado por el jefe de Estado.

En base a esto, Sánchéz, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), comenzará una ronda de reuniones con los portavoces de todos los partidos – excepto con Vox – para tratar de asegurarse los votos necesarios para hacerse con el mando de España durante los siguientes cuatro años.

⚫ TE PUEDE INTERESAR: España: una derecha fraccionada y un futuro incierto

Por su parte, Feijóo cree que la investidura de Sánchez es un hecho consumado porque contaría con el apoyo de sus socios habituales y tan solo queda a la espera de la postura de Junts per Catalunya, partido del actual prófugo de la justicia española por los delitos de desobediencia y malversación de fondos públicos, Carles Puigdemont.

No obstante, el líder del Partido Popular también señala que los próximos días – o semanas – estarán caracterizados por mentiras. Es decir, se muestra convencido de que los pactos ya están hechos, pero que todos los que apoyarán a Sánchez en la investidura lo negarán por el momento. Además, como lo rescata el diario El Confidencial, en una nota del 3 de octubre, Feijóo denuncia que “Sánchez es un actor de reparto en una obra que dirige Puigdemont”.

Una suerte de paralelismo entre lo que se veía con Castillo y Cerrón, con la diferencia de que los españoles pertenecen a partidos distintos.

Por el momento y sin una fecha fijada para el debate de investidura del actual líder socialista, todo parece indicar que habrá una repetición del gobierno actual. Una gestión que se ha caracterizado por un enorme gasto público, políticas sociales deficientes, un aumento en la sensación de inseguridad ciudadana y una filosofía económica de fuerte recaudación impositiva y alto endeudamiento.

No obstante, no se debe descontextualizar esta posible victoria socialista. Es decir, no debe perderse de vista que hubieron muchos factores que desembocaron el proceso electoral en lo que vemos a día de hoy.

Entre ellas destacan la incongruencia de los resultados en las elecciones autonómicas que se celebraron en mayo de este año – y que anticipaban una victoria aplastante del PP en las generales – con lo que realmente se vio en estas últimas. El adelanto de elecciones por parte de Pedro Sánchez y la anticampaña de Feijóo y los suyos a Vox también fueron factores de influencia que inclinaron la balanza a favor de lo que parece ser el futuro inevitable: otro período presidencial socialista.

📢 En ILAD defendemos la democracia, la economía de mercado y los valores de la libertad. 👉 Síguenos en nuestras redes sociales: bit.ly/3IsMwd8

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may also like