Internacional

La izquierda del Nunca Hamás | Opinión

La izquierda del Nunca Hamás se empecina en colocarnos en el centro de la tormenta.

Tenemos una izquierda del Nunca Hamás que, con el pretexto de solidarizarse con los “pueblos oprimidos”, es capaz de lanzarse a los brazos de los enemigos de Occidente; esto es, a Hamás, Hezbolá y otros fundamentalismos de igual envergadura.

La izquierda no se da cuenta de que el Islam quiere aniquilar nuestra cultura y nuestras costumbres, que quiere convertir a todos los habitantes del planeta a la fe del Profeta, y que la lucha es contra ese integrismo religioso que nos ve como infieles.

El Islam ya invadió Europa gracias a las políticas multiculturales de corte “progresista”. Sus propulsores no comprenden que los seguidores de Mahoma no quieren asimilarse a las sociedades de las naciones que los acogen.

Ellos, los musulmanes, quieren reemplazar a la Europa libre, abierta, por una “Palestina libre”, en la que la única dirección posible adonde mirar es la que apunta a La Meca.

El ataque de Hamás (equiparable al Pearl Harbor de la Segunda Guerra Mundial o al 11 de setiembre de las Torres Gemelas) se encuentra inscrito en ese marco.

Los fundamentalistas de Hamás no tienen interés en un Estado palestino; lo que quieren es echar a los judíos al mar. Por eso tienen como eslogan “desde el río (Jordán) hasta el mar (Mediterráneo)”.

⚫ TE PUEDE INTERESAR: Hamás: conoce a las cabezas de la organización terrorista palestina

Luego de hacer eso piensan tirar por un acantilado a los tontos útiles que en diferentes partes del mundo los apoyan.

Entre estos últimos podemos contar a nuestra izquierda latinoamericana (con Petro a la cabeza), que tiene, en su versión peruana, a Sigrid Bazán como figura prominente de este dislate (compartido por los entusiastas queers).

Oriana Fallaci, hace muchos años atrás, en La rabia y el orgullo, vislumbró el peligro musulmán en Europa. No le hicieron caso. Ahora, al frente suyo, la amenaza de una Yihad merodea a cada uno de estos países cuando un Imán lo ordene.

Caídos del cielo, una lluvia de terroristas de Hamás aniquiló en un Sabbath a cientos de jóvenes (entre ellos muchos extranjeros) que asistían a una fiesta próxima a la franja de Gaza, violó muchachas y luego ametralló a familias enteras, bebés, ancianos judíos, además de mascotas que se cruzaban a su paso. Las imágenes de esa masacre que han llegado han sido atroces.

De igual manera, la respuesta de la Fuerza de Defensa de Israel ha sido dura, y entre los altos mandos de Hamás aniquilados han muerto inocentes que habían sido usados como escudos humanos.

La advertencia de Huntington sobre un choque de civilizaciones está a la vista: Occidente se aproxima a una colisión con el islamismo. Europa es el escenario más visible de esta confrontación.

Empero, la izquierda del Nunca Hamás se empecina en colocarnos en el centro de la tormenta. Deliberado o no, quiere que terminemos abducidos en una guerra santa o algo peor.

📢 En ILAD defendemos la democracia, la economía de mercado y los valores de la libertad. 👉 Síguenos en nuestras redes sociales: bit.ly/3IsMwd8

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may also like